El diálogo interno como ancla atencional | YouCoach Skip to main content

El diálogo interno como ancla atencional

El diálogo interno como ancla atencional

 
Objetivo
Sumario
Este artículo ilustra cómo el diálogo interno puede ser usado para permanecer concentrado durante la competición, sin dejarse ganar por la ansiedad.
En el articulo precedente hemos ilustrado cómo el dialogo interno puede ser utilizado para mejorar el rendimiento, a través del uso de auto instrucciones. Hemos visto que cada gesto técnico puede ser dividido en partes y que, antes y durante la participación en la competición, el jugador puede repetir mentalmente lo que tiene que hacer. Hemos visto que hay dos reglas que es necesario respetar y que incluyen:
 
1. No pensar lo que no hay que hacer
2. No pensar en los errores que se acaban de realizar
 
Es necesario pensar operativamente en las acciones de juego sucesivas. El diálogo interno puede ser utilizado también para permanecer concentrados sobre el objetivo y ''dejar menos espacio'' a estados de ansiedad. Sucede que, cuando un jugador esta tenso, su pensamiento está sujeto a distorsiones de razonamiento y toma connotaciones negativas. Esto tiene el efecto de incrementar la ansiedad. Tal vez sea difícil bajar los niveles de agitación y relajarse. Pero el diálogo interno puede ser usado para llevar la atención lejos de los pensamientos negativos o de las sensaciones físicas, y dar más importancia a la situación.
 
Por ejemplo, si un jugador empieza a sentir mucha ansiedad mientras se está dirigiendo hacia el campo donde se jugará el partido, lo que le puede ser útil es darse instrucciones así mismo que lo trasladen al aquí y ahora y a las acciones del momento. Por ejemplo, podría pensar en qué hacer antes de salir casa, pensar en los objetos presentes dentro de la bolsa, pensar en el camino que tendrá que realizar para llegar al campo. Llegado al vestuario, pensar en una secuencia de acciones que tiene que realizar para prepararse. También durante el partido o durante el entrenamiento, como hemos dicho en el articulo precedente, el darse instrucciones permite concentrarse sobre lo que se tiene que hacer sin dejarse distraer por la ansiedad, permaneciendo de este modo orientados hacia el objetivo.
En conclusión, el diálogo interno resultaría eficaz para orientar la atención, favoreciendo la concentración en aspectos importantes del partido y/o del entrenamiento, con el fin de conseguir rendimientos óptimos.
 
En el proximo articulo veremos cómo a menudo los niveles de ansiedad pueden ser asociados a los niveles de autoestima.

 

Artículos correlativos