Partido 11 contra 11 en medio campo: análisis del punto de vista físico | YouCoach Skip to main content

Partido 11 contra 11 en medio campo: análisis del punto de vista físico

Partido 11 contra 11 en medio campo: análisis del punto de vista físico

 
Objetivo
Sumario
Un análisis personal de cómo un partido 11 contra 11 en medio campo puede ser interpretado desde el punto de vista físico.
Puede que sea la situación más similar al partido en cuanto a que el número de participantes es el mismo y los movimientos tácticos y gestos técnicos que se presentan en el ejercicio son los que se realizan durante los partidos. Los espacios son reducidos en profundidad, en cuanto que se juega en medio campo, y, por consiguiente, algunos movimientos son más cortos respecto a los que se realizan durante el partido.
 
Este partido puede ser incorporado cualquier día de la semana e, interviniendo en los parámetros y en las reglas, se puede adaptar la situación al día de la semana (en referencia al partido oficial), aumentando o disminuyendo el volumen (tiempo de juego) o la intensidad (faltas, saques de banda, corners, etc). El consejo en los primeros días de la semana (hasta 72 horas antes del partido) es el de adaptar reglas que ayuden a tener alta la intensidad, que reduzcan los tiempos muertos o las pausas y que den una continuidad al juego. Algunos ejemplos pueden ser:
  1. Dejar los balones en las dos porterías e iniciar desde el portero cada vez que se verifica un corner a favor;
  2. Dejar los balones en las dos porterías permitirá a los porteros reiniciar el juego cada vez que el balón salga por la línea de fondo;
  3. Posicionar algunos balones en las bandas, fuera del campo, para permitir a los jugadores encontrar el balón si hay que reiniciar con un saque de banda;
  4. Como alternativa al punto precedente, dejar a un colaborador o al entrenador algunos balones para pasarlos a los jugadores si el balón sale lateralmente en su zona (lo ideal es tener un colaborador en cada lado);
  5. Pitar el número menor de faltas posible (siempre sin perder el control de la situación), para permitir al equipo tener fluidez.
  6. Reducir el número de toques (2-3 toque) para dar intensidad al partido.
  7. Jugar al menos dos tiempos de 10'- 12'-15' (en base al volumen y a la intensidad de la sesión de entrenamiento precedentemente realizada)
Acercándonos al partido por el contrario, se puede utilizar el partido en medio campo para adoptar comportamientos tácticos o para probar jugadas ensayadas, por lo que se reducirá la intensidad modificando algunas de las reglas descritas y utilizando otras más útiles para la preparación del partido, cómo por ejemplo:
  1. Iniciar con una jugada ensayada cada vez que el balón sale lateralmente y con un corner cuando sale por la línea de fondo;
  2. Pitar a menudo las faltas, también cuando no esté clara la infracción;
  3. Deja el número de toques libre
  4. Jugar tiempos de 8'- 10'
Entrando en lo específico de las varias capacidades condicionales estimuladas, encontramos:
  • Capacidad aeróbica: entrenada en cuanto se trata de un ejercicio dinámico, se aconseja de realizar tiempos de al menos 8'- 10' (más se acerca el día del partido, menos durará) para permitir un aumento y una estabilidad de la frecuencia cardiaca en el interior de un range de trabajo aeróbico (70%FCmax);
    • Esta es entrenada a través de los continuos movimientos, a diferente velocidad, y en particular durante las carreras realizadas para los movimientos tácticos y/o para perseguir un pase o un adversario; haciendo una carrera de 30-40 metros, se tiene un aumento de la frecuencia cardiaca, así como se tiene en el momento en el que se va a presionar para recuperar el balón.
    • Importante mantener alta la atención y los estímulos a través de continuas solicitudes vocales que permitan a los jugadores permanecer concentrados, atentos y reactivos.
  • Fuerza específica (cambios de dirección, saltos de cabeza): esta capacidad es estimulada en el momento en el que, vamos a recuperar el balón, los jugadores son sometidos a continuos movimientos, de breve distancia (2-3-5mt), caracterizados por repetidas frenadas, aceleraciones y cambios de dirección los cuales implican un esfuerzo muscular y una intensidad de carrera maximal o submaximal. En el momento en el que se juega un balón alto (saque del portero, balón colgado, pase largo...) es posible que, se verifiquen saltos de cabeza que pueden ser considerados gestos explosivos.
    • Variante para concentrarse en el aspecto de fuerza, añadir una falta lateral cada vez que el balón sale de banda y sacar los saques de esquina..
  • Velocidad: se entrena en el momento en el que se realizan sprint, cosa que sucede regularmente durante los ejercicios de este tipo; son aún más frecuentes respecto al partido en campo entero en cuanto hay mayor densidad y espacios de juego menores.

Concluyendo, se puede considerar esta tarea entrenada principalmente desde el punto de vista técnico, táctico y situacional y, si se realiza con intensidad adecuada, desde el punto de vista orgánico (aeróbico) en cuanto a que los tiempos, los espacios y las reglas permiten un movimiento por parte de los jugadores continuo que es similar al que se realiza durante el partido. Desde el punto de vista de la fuerza y de la velocidad, por el contrario, aunque existan estímulos y movimientos que incluyen el uso de estas capacidades (como hemos dicho precedentemente), este trabajo no puede ser considerado funcional por estas dos calidades. En cuanto a la cantidad y el número de estímulos en relación a la recuperación y a la frecuencia entre uno y otro, no respetan los principios del entrenamiento de estos componentes. Por lo tanto, si el objetivo de esta tarea desde el punto de vista físico es el entrenamiento de la fuerza y/o de la velocidad, se tiene que modificar la propuesta intentando utilizar juegos que incluyan un mayor número de gestos.

Artículos correlativos